PARA INGRESAR A ESTE SITIO DEBE SER MAYOR DE EDAD

Aviso de privacidad | Términos y condiciones | Política de reembolso

+52 1 55 4364 1491

SE AGREGÓ AL CARRITO CORRECTAMENTE

x
Verde y Crema – Concierto Enológico

PARA INGRESAR A ESTE SITIO DEBE SER MAYOR DE EDAD

Aviso de privacidad | Términos y condiciones | Política de reembolso

+52 1 55 4364 1491

SE AGREGÓ AL CARRITO CORRECTAMENTE

x

Verde y Crema

03

Noviembre

Jaír Téllez se ha convertido en uno de mis chefs favoritos, ya tuve la oportunidad de comer en Laja su restaurante en el Valle de Guadalupe y en el Merotoro en el DF, su última creación está en Tijuana y se llama Verde y Crema, y es comida de Baja California.

 

La verdad es que conozco poco Tijuana pero nunca me ha atraído mucho y hace poco tuve que esperar ahí como cuatro horas, así que pensé que sería buena oportunidad para ir y conocer.

 

Nunca pensé encontrar un lugar tan agradable en medio de esa mancha urbana, ya sé, yo soy del DF, muchos podrían pensar eso de mi ciudad y aún así sorprenderse, pero así fue.

 

Llegué muerta de calor y pedí lo que hubiera de agua fresca. Me trajeron agua de piña, literal, agua de piña para la niña. Buenísima. Comencé a ver la carta y empecé a ordenar.

 

Últimamente he tenido un antojo muy fuerte por el betabel, así que pedí unos tacos de betabel rostizado, queso panela de rancho cortés y salsa tatemada y también pedí una ensalada de lechuga con betabel rostizados, quinoa y queso fresco. Los taquitos me sorprendieron, literal es un taco vegetariano pero está buenísimo, servido sobre tortillitas azules recién hechas y nixtamalizadas ese mismo día en la mañana, un toque de cilantro lo hacía delicioso. La ensalada también estaba muy buena, fresca, justo lo que necesitaba ese día.

 

Pasé al plato fuerte y pedí una res brasead al horno de leña, salsa tatemada y elote tierno rostizado. La carne estaba muy buena, prácticamente se deshacía al tocarla y la salsa tenía exactamente lo necesario de chile. Mi hermana pidió una hamburguesa, le robé una mordida, la carne estaba buenísima y el pan horneado en casa.

 

En Verde y Crema se caracterizan por no cocinar en estufa, cocinan sólo a las brazas y porque sus carnes no tienen hormonas. Todos los días hacen su pan y nixtamalizan (es el proceso de cocción del maiz con agua y cal para la obtención de masa y la elaboración de tortillas) el maíz para hacer sus propias tortillas. Además tienen una amplia variedad de cervezas artesanales hechas en Baja California y distintos vinos de la región.

 

De postre pedimos una panacotta de yogurt y crema de rancho, fresa y sorbete de mango. El sorbete fue una sorpresa.

 

Aunque no fue mi favorito de Jair, me encantó y volvería con gusto. Los que no lo conocen y pronto van a Tijuana deberían de darse una vuelta.