En Concierto Enológico estamos al tanto de la situación actual que vivimos debido al COVID-19 y es nuestra prioridad cuidar y velar por la salud y bienestar de nuestros clientes, proveedores, colaboradores y de nuestro propio equipo.

Es por lo anterior, que nos sumamos a los esfuerzos de prevención de contagios del COVID- 19 y decidimos tomar las siguientes acciones:

Reiteramos nuestro compromiso de velar por la salud y bienestar de todos. Muchas gracias por su comprensión.

Aviso de privacidad | Términos y condiciones | Política de reembolso

+52 1 55 4364 1491

SE AGREGÓ AL CARRITO CORRECTAMENTE

x
Sistemas de Conducción – Concierto Enológico

En Concierto Enológico estamos al tanto de la situación actual que vivimos debido al COVID-19 y es nuestra prioridad cuidar y velar por la salud y bienestar de nuestros clientes, proveedores, colaboradores y de nuestro propio equipo.

Es por lo anterior, que nos sumamos a los esfuerzos de prevención de contagios del COVID- 19 y decidimos tomar las siguientes acciones:

Reiteramos nuestro compromiso de velar por la salud y bienestar de todos. Muchas gracias por su comprensión.

Aviso de privacidad | Términos y condiciones | Política de reembolso

+52 1 55 4364 1491

SE AGREGÓ AL CARRITO CORRECTAMENTE

x

Sistemas de Conducción

27

Octubre

Existen diferentes sistemas de conducción de la vid, esto significa la manera en que plantaremos la vid.

 

El sistema de conducción que se escoja dependerá del tipo de vino que queramos hacer y la planeación del viñedo.

 

Es importante tener un sistema de conducción porque así controlaremos:

  • Superficie foliar, en qué cantidad habrá exposición solar y su homogeneidad.
  • Microclima de la hoja
  • Actividad fisiológica de la superficie de la hoja: fotosíntesis y traspiración
  • Microclima del racimo: temperatura y luz, entre otros.
  • Manejo del viñedo
  • Características del desarrollo vegetativo.
  • Características de la uva producida.

 

Los objetivos de un buen sistema de conducción son:

  1. Maximizar la superficie foliar y exponerla bien de tal manera que la fotosíntesis sea óptima.
  2. Obtener vegetación poco densa para tener buena circulación de aire y evitar hojas ineficaces.
  3. Lograr un buen microclima luminoso de las hojas.
  4. Conseguir un microclima adecuado para los racimos, así optimizamos color, acidez, aromas y reducimos la probabilidad de enfermedades.
  5. Optimizar el consumo de agua adecuado para que las hojas lleguen activas al periodo de maduración.
  6. Controlar el vigor del viñedo a través de la densidad de plantación, la carga de poda y los porta injertos.

 

Existen diferentes tipos de sistemas de conducción, cada uno de ellos se utiliza pensado el tipo de viñedo que se quiere hacer.

 

El primero es el Vaso, la conducción del vaso consiste en la conducción natural de la vid. La vid es una planta trepadora, por lo que a veces logrará formar un tronco chiquito y después las hojas, ramas y los racimos crecerán de manera natural, sin ningún orden. En la conducción en vaso no es necesaria un inversión muy fuerte, al contrario y su formación y mantenimiento son sencillos, ya que son natural. Con este tipo de conducción habrá buena circulación de savia y la planta llegará a ser longeva. En zonas semiáridas es recomendable porque guarda mucho la humedad, también es recomendable para viñedos de rendimientos moderados ya que la densidad de racimos no es muy alta. La mecanización integral del viñedo es bastante limitada, entonces la vendimia tiene que ser manual y muy lenta. Reduce el espacio entre planta y planta, ya que la vid crece desordenadamente, por esta misma razón es común que haya pérdida de ramitas que en un futuro hubiera podido crecer y dar uvas.

 

El segundo tipo de sistema de conducción se llama espaldera. La diferencia entre el vaso y la espaldera es que la espaldera si tiene una guía, y el hombre la conducir de manera lineal vertical y plana. Esta estructura puede variar de viñedo a viñedo. En este caso la inversión que se le tiene que hacer es alta, y la altura puede depender de viñedo a viñedo. El mantenimiento del sistema es costoso, y tiene que ser constante. La longevidad de la planta puede ser algo limitada pero es muy recomendable para rendimientos moderados a altos. La disponibilidad hídrica es moderada y la exposición de hojas y racimos al sol es adecuada, siempre y cuando las podas se hagan en verde. La mecanización integral en el viñedo es muy viable y no hay pérdida de ramitas. En este tipo de viñedo se tiene la posibilidad de hacer una vendimia manual y mecanizada, ya que el sistema de conducción favorece la densidad de racimos en el viñedo.