PARA INGRESAR A ESTE SITIO DEBE SER MAYOR DE EDAD

Aviso de privacidad | Términos y condiciones | Política de reembolso

+52 1 55 4364 1491

SE AGREGÓ AL CARRITO CORRECTAMENTE

x
Proceso de elaboración de un vino tinto joven – Concierto Enológico

PARA INGRESAR A ESTE SITIO DEBE SER MAYOR DE EDAD

Aviso de privacidad | Términos y condiciones | Política de reembolso

+52 1 55 4364 1491

SE AGREGÓ AL CARRITO CORRECTAMENTE

x

Proceso de elaboración de un vino tinto joven

26

Marzo

En nuestro blog sobre los tipos de vino, hablamos un poco sobre el vino considerado como joven según su envejecimiento; en términos generales, es un vino que sale al mercado al año siguiente a su vendimia, y puede o no pasar un tiempo mínimo de seis meses en barrica. Esta vez, profundizaremos un poco más en el proceso de elaboración y características de un vino tinto joven.

 

Primero va la vendimia, donde se seleccionan y recolectan las uvas cuando están en su punto de maduración ideal. Los vinos jóvenes usualmente vienen de viñedos jóvenes, pues para que el vino sea suave, se prefieren uvas con menor carga tánica, es decir, menor cantidad de taninos para que el vino no presente la sensación de sequedad o aspereza, como lo hacen vinos de crianza o de reserva. Por lo tanto, debido al corto proceso de elaboración, estos vinos tienden a ser más afrutados.

 

Posteriormente, se hace el despalillado o desgranamiento de los racimos y luego las uvas se pasan por el estrujado, proceso para extraer el mosto de los hollejos. Después, comienza la maceración y la fermentación. Esto suele durar entre 10 a 14 días, dependiendo del tipo de vino; en vinos jóvenes, generalmente es poca la maceración entre el hollejo y el mosto, y la temperatura de fermentación no debe superar los 24 o 25 grados, para buscar aromas primarios y secundarios.

 

Finalmente, los vinos tintos necesitan de una segunda fermentación, llamada maloláctica, para que el ácido málico se termine de transformar en láctico y así obtener un sabor más suave. Este proceso suele durar de 15 a 20 días. Para terminar, se hace el trasiego, la clarificación y la filtración, que consisten en cambiar el caldo de recipiente para airearlo y eliminar rastros sólidos e impurezas, para por fin dejar reposar el vino. Como se mencionó con anterioridad, un vino joven no pasa más de seis meses en barrica, así que el proceso de embotellado es más rápido, y es donde el vino se estabiliza.  

 

Hay que aclarar que la creencia de que un vino joven es de menor calidad que un vino de crianza o de reserva, es errónea. Sí, puede que un vino joven sea más barato, pero esto es debido al tiempo de elaboración, y no tiene nada que ver con la calidad. Como ya se vio, éste sigue siendo un proceso sumamente delicado y complejo, así que un vino joven puede ser igual de delicioso que cualquier otro tipo de vino, con distintas propiedades.

 

Fuentes

 

“¿Cómo es el proceso de elaboración del vino tinto?”, en Vivanco,

https://vivancoculturadevino.es/blog/2016/06/14/proceso-de-elaboracion-del-vino-tinto/ Consulta: 15/03/19

 

“Proceso de elaboración del vino tinto”, en Carlos Serres, Haro. Rioja,

https://www.carlosserres.com/proceso-de-elaboracion-del-vino-tinto/ Consulta:15/03/19

 

“¿Qué es un vino joven?” en Prado Rey,

https://www.pradorey.es/blog/que-es-un-vino-joven/ Consulta: 14/03/19

 

“Vinos jóvenes”, en Catatu,

https://catatu.es/blog/vinos-jovenes/ Consulta: 14/03/19