PARA INGRESAR A ESTE SITIO DEBE SER MAYOR DE EDAD

Aviso de privacidad | Términos y condiciones | Política de reembolso

+52 1 55 4364 1491

SE AGREGÓ AL CARRITO CORRECTAMENTE

x
La historia detrás del vino mexicano – Concierto Enológico

PARA INGRESAR A ESTE SITIO DEBE SER MAYOR DE EDAD

Aviso de privacidad | Términos y condiciones | Política de reembolso

+52 1 55 4364 1491

SE AGREGÓ AL CARRITO CORRECTAMENTE

x

La historia detrás del vino mexicano

04

Septiembre

Iniciamos este mes con nuestra campaña Ruta Gastronómica, en la que estaremos compartiendo la historia de los platillos más emblemáticos de nuestro país y cómo disfrutarlos mejor con vino. En esta ocasión, comenzaremos con la historia del propio vino, el cual, así como nuestra maravillosa comida, ha acompañado a la historia de México por muchos años. 

 

 

¿Sabías que México es el primer país de América donde se inició la producción de uvas? Si bien ya existían en el continente variedades como la vitis rupestris, labrusca o riparia, no eran apropiadas para la elaboración del vino por su sabor. Todo cambió cuando la vitis vinífera fue traída a la Nueva España en 1521 por Hernán Cortés, dándose inicio a la siembra y producción del vino al año siguiente.

 

 

A partir de entonces, la industria del vino no hizo más que crecer. El vino constituía una parte importante en la dieta de los españoles, por lo que su producción en las nuevas tierras era indispensable; los principales productores de vino eran los misioneros, quienes cultivaron vides junto a los conventos para las misas, pero también otros pobladores y encomenderos cultivaron vides para la producción del vino. En 1597 don Lorenzo García fundó en el Valle de Parras, Coahuila, la primera vinícola en el continente americano en la hacienda de San Lorenzo, hoy Casa Madero.  

 

 

Un par de siglos después, los misioneros seguían teniendo un papel importante en la vinicultura. Fue un misionero jesuita, Juan de Ugarte, quien introdujo la vid europea al sur de las Californias en 1701, y el franciscano fray Junípero Serra fundó la misión de San Diego de Alcalá, en la región que hoy es San Diego, en 1769.

 

 

Para el siglo XIX, muchos viñedos del centro del país fueron destruidos o descuidados por las luchas de la Independencia, pero posteriormente se comenzó el proceso de recuperación y se intentó fomentar la vitivinicultura; en 1823, Agustín de Iturbide, por ejemplo, puso un impuesto de 35% al vino extranjero para fomentar el consumo del vino nacional, y en 1843, Antonio López de Santa Anna fundó la Escuela Nacional de Agricultura. 

 

 

Después, durante la primera década del siglo XX, llegaron a Ensenada grupos de pobladores rusos, estableciéndose en la ex hacienda de Guadalupe, fundando lo que más tarde sería la región vitivinícola del Valle de Guadalupe, donde se ubica nuestra maravillosa bodega, Concierto Enológico. 

 

 

Durante la época de la Revolución, nuevamente se vieron afectados muchos viñedos, pero para la década de los treinta se vio un auge en la vitivinicultura con la fundación de diversas bodegas. Desde entonces, la industria ha tenido altas y bajas pero, actualmente, se está reconociendo cada vez más al vino mexicano a nivel mundial por su excelencia. 

 

¿Qué te parece? 

 

 

Fuentes 

 

“El vino en México”, en México Desconocido, disponible en:

https://www.mexicodesconocido.com.mx/el-vino-en-mexico.html

Consulta: 03/09/19

 

“Descubre la Historia”, en Casa Madero, disponible en:

http://madero.com.mx/movil/historia.html

Consulta: 03/09/19

 

“Historia del vino en México”, en Fundación de Investigaciones Sociales, Alcohol-Infórmate, disponible en:

www.fisac.org.mx › pdfdocument