PARA INGRESAR A ESTE SITIO DEBE SER MAYOR DE EDAD

Aviso de privacidad | Términos y condiciones | Política de reembolso

+52 1 55 4364 1491

SE AGREGÓ AL CARRITO CORRECTAMENTE

x
Francia y su legado – Concierto Enológico

PARA INGRESAR A ESTE SITIO DEBE SER MAYOR DE EDAD

Aviso de privacidad | Términos y condiciones | Política de reembolso

+52 1 55 4364 1491

SE AGREGÓ AL CARRITO CORRECTAMENTE

x

Francia y su legado

20

Noviembre

Cómo todos los sabemos uno de los primeros países y más importantes productores de vino son los Franceses. No sólo maestros en gastronomía y arte en la mesa, los franceses son también maestros en vino.

 

El vino llega a los franceses hace mucho tiempo por medio de los Griegos pero no es hasta los Romanos que se logra plantar vides, mas o menos del 509 a.C. hasta el 27 a.C. que fue cuándo los Romanos logran conquistar la Galia. El sistema mercantil romano hace que la práctica del cultivo de la vid se extienda y que se compartan técnicas de cultivo, y fue desde entonces cuando se empiezan a clasificar los suelos para que sólo algunos tengan derecho al cultivo de la vid. En este tiempo era mucho más popular el vino blanco que el vino tinto.

 

Mucho tiempo después quién protege y promueve el cultivo de la vid fue la misma religión Cristiana. En el Siglo VI fue fundada la Orden de San Benito, cuyo objetivo era evangelizar a Europa. La orden de San Benito decide proteger a los campesinos y liberarlos de sus señores feudales, al ser libres a los únicos que podían hacer caso era al Papa. La orden de San Benito tiene como lema “Ora et Labora” y es con esta orden cuando las abadías comienzan a ser autosuficientes, y esto significaba cultivar vid pues necesitan el vno para sus ritos. Cómo este hay otros casos parecidos, por ejemplo la Orden de Cluny, Guillermo I dona la Villa de Cluny para la orden y su producción de vino fue importantísima. Los vinos en esta época no eran los mejores.

 

Por observación comienzan a darse cuenta que vinos de terrenos vecinos son muy diferentes, y surgen los Clos establecidos por la Orden de Cluny. Los Clos es un espacio de terreno en dónde se delimitan ciertas características de condiciones climáticas y tierra que es lo que identifica a los vinos de Francia, hasta la fecha existen los Clos y se pueden visitar.

 

Más tarde se funda la Abadía de Císter, esta abadía es muy importante porque innovaron con la prensa y comienzan a hacer vinos de mejor calidad.

 

En el año de 1309 el Papa cambia la sede papal de Roma a Avignon, que en ese momento era de Nápoles, pero eso no significa que toda la cultura vitivinícola no haya sido impulsada en la región y Francia a la larga haya obtenido los beneficios.

 

Esto es un fragmento de la infinita historia que tiene Francia en cuestión de vinos, que por supuesto está ligada a su historia como país. Hoy en día Francia tiene un consejo regulador de vino, la INAO y tiene muchas regiones en las cuales hay uvas autorizadas, recomendadas, permitidas y según el lugar diferentes maneras de clasificación y de hacer vino.

 

Un ejemplo de esto es el Champagne. El Champagne es uno de los vinos más lujosos del mundo, lo bebemos en ocasiones especiales cuándo hay que celebrar, y podríamos pensar que muchos países son productores de este, pero no es así. Champagne sólo es de la región de Champagne y sólo se puede hacer con tres uvas: Chardonnay, pinot noir y pinot meunier . Sólo es Champagne si se elabora o con el método champenoise o con el charmat. Los demás vinos espumosos que encontremos alrededor del mundo serán espumosos solamente, a menos de que sean parte de una denominación de origen como la Cava, en el caso de Catalunya España o el espumoso italiano llamado Proseco.

 

Como este, hay mil ejemplos más. Francia es todo un mundo en el mundo del vino y vale la pena explorarlo. Pasearse por sus viñedos y la campiña francesa con una buena baguette y un queso es único. Los invito a probar nuevos vinos y a que si tienen la oportunidad ir y visitar.