PARA INGRESAR A ESTE SITIO DEBE SER MAYOR DE EDAD

Aviso de privacidad | Términos y condiciones | Política de reembolso

+52 1 55 4364 1491

SE AGREGÓ AL CARRITO CORRECTAMENTE

x
Finca Altozano, el mejor asadero del Valle – Concierto Enológico

PARA INGRESAR A ESTE SITIO DEBE SER MAYOR DE EDAD

Aviso de privacidad | Términos y condiciones | Política de reembolso

+52 1 55 4364 1491

SE AGREGÓ AL CARRITO CORRECTAMENTE

x

Finca Altozano, el mejor asadero del Valle

04

Septiembre

Aprovechando que estaba en el Valle, fuimos a comer a Finca Altozano. Finca Altozano es un asador campestre, tal cuál como ellos lo definen.

Situados sobre una pequeña lomita, tienen una vista privilegiada a los viñedos del Valle de Guadalupe. La carta es muy extensa. Al llegar ahí, iba muerta de sed así que lo primero que pedí fue un agua de limón con pepino que estaba deliciosa y entonces me dediqué a ver la carta y comenzar a ordenar.

Comenzamos con una ensalada del huerto. Es característico que la mayoría de los restaurantes en Valle Guadalupe tengan su propio huerto y sea de allí de dónde sacan parte de sus verduras e ingredientes para cocinar. La ensalada tenía jitomatitos cherry, cebolla morada, queso manchego y pequeños cuadritos de piña que se camuflajeaban con el queso y luego sorprendían en la boca.

Después de esto pedimos un pulpo en salsa de jengibre, cítricos y soya y unos pimientos asados con ajo y aceite de oliva. El pulpo estaba espectacular, totalmente diferente y delicioso. Al poco tiempo llegó un chicharrón de curvina con unas tortillitas, así que me hice un taquito lo acompañé de sal y limón y me encantó. Es bastante sencillo, sólo son pequeños trozos de pescado fritos. Casi por último pedimos unos tacos de costilla de res hechos en caja china. La Caja china es un asador portátil de carbón o leña que se utiliza para acelerar el procedimiento de cocción de algo. No nos decepcionaron en lo más mínimo. Para el gran final pedimos tuétano rostizado y nos lo comimos en tacos. Es impresionante como algo tan sencillo pueda dar tanta felicidad.

Y así fue como nos despedimos de Finca Altozano. Algo que me encanta de Finca Altozano, es que tiene unos enormes barriles que simulan ser barricas de vino adaptadas a una pequeña salita lounge en dónde puede subir a tomar una botella de vino y dominas la vista del valle, lo mejor es estar ahí al atardecer que la sierra blanca se empieza a pintar de rosa. Pero lo que más me gusta de Finca Altozano es que tienen el privilegio de tener uno de los árboles más increíbles que he visto en medio de los viñedos, es un olivo de decenas de años y que da una sombra maravillosa, también ideal para ir a tomar algo debajo de ella.

Finca Altozano es relativamente nueva, nace en el 2012, con la cocina del chef Javier Plascencia, y no deja de sorprendernos.